Antes de elegir su camping

¿A qué se corresponde el número de estrellas de un camping?

¿Calidad y confort? ¿Equipamientos o servicios propuestos? ¿Superficie de las parcelas? A cada clasificación le corresponde un determinado número de obligaciones que garantiza el camping. Descubre cuáles son...

Para la mayoría de los campistas, el número de estrellas asignadas a un camping es una garantía del nivel de calidad y equipamiento. Eso es cierto pero también es algo simple, especialmente desde la clasificación que se puso en marcha en 2012 o las nuevas normas de abril de 2019, aplicables a todos los campings clasificados (o reclasificados) desde julio de 2019.

Parcelas y alquileres

De este modo, la superficie de los emplazamientos es uno de los factores determinantes para la asignación de las estrellas. La media para una parcela de camping es de 80 m² para 1* o 2* (70 m² mín.) y de 89 a 114 m² para los de 3*, 4* o 5* (80 m² mín.). Por otra parte, una norma impone un coeficiente de ocupación del suelo. De hecho, un alquiler no debe ocupar más del 30 % de la superficie del espacio.

La conexión eléctrica por ejemplo solo es obligatoria cerca de las parcelas a partir de los campings de 3* y el amperaje mínimo necesario dependerá de la clasificación del terreno.

Cabe destacar que todas las parcelas del terreno deben estar limpias y en buen estado, al igual que el exterior del alquiler, sus equipamientos y su mobiliario. Esto es válido para todas las categorías de terrenos y una prioridad entre las "nuevas" normas de clasificación de 2019. Para verificar este punto, se realiza un control en el momento de la petición de clasificación.

Equipamientos y servicios

Existen otros criterios. Por ejemplo, un 2* debe poseer obligatoriamente unos sanitarios equipados de cabinas individuales.

Para un 3 estrellas, se requiere una zona de juegos para niños y la gama de servicios se amplía: acceso a Internet en los espacios comunes, venta de bebidas, etc.

A partir del camping de 4 estrellas, el camping deberá ofrecer un acceso seguro para vehículos en la entrada, así como un punto de restauración, un bar y un punto de abastecimiento dentro del establecimiento. Además, deberá disponer de al menos 4 equipamientos en el gimnasio.

Por último, en lo alto de la pirámide, el 5* deberá contar con un espacio de baño (lago artificial o piscina) y tumbonas cerca, así como sanitarios climatizados. A esto se añaden servicios opcionales como un espacio de bienestar con masajes, animación en el gimnasio, etc.

Recepción y reservas

En comparación con un 1*, un 2* debe obligatoriamente poseer una recepción con presencia durante el día. Un 3* debe contar con una recepción 24 h en dos idiomas (siendo uno de ellos el inglés) El 4* debe además ofrecer una recepción con dos idiomas extranjeros, una página web y soportes de información en dos idiomas extranjeros (siendo uno de ellos el inglés), etc. Por último, el camping de 5* se caracteriza, entre otros aspectos, por ofrecer tres idiomas extranjeros (siendo uno de ellos el inglés) o la posibilidad de reservar en línea las 24 h

¿Y qué hay del Wifi?

En teoría el acceso a Internet por Wifi es obligatorio en todos los espacios a partir de los campings de 2 estrellas desde julio de 2019 que permita al menos leer emails en bajo rendimiento, si bien existen excepciones: por ejemplo, si el camping ofrece un establecimiento voluntariamente "libre de Wifi" (ideal para unas vacaciones sin ondas o para una auténtica desconexión digital), o si existen verdaderos impedimentos técnicos. Así pues, infórmate previamente en el establecimiento.

 

 

Ver los campings consultados