Antes de elegir su camping

¿A qué se corresponde el número de estrellas de un camping?

Flickr CC
Flickr CC

 

Para la mayoría de los campistas el número de estrellas atribuidas a un camping es una garantía del nivel de calidad y de equipamiento. Esto es cierto pero no es algo baladí, especialmente después de la nueva clasificación que se puso en marcha en 2012.

Así pues, la superficie de los emplazamientos es uno de los factores determinantes para la atribución de estrellas. La media es de 70 m² para 1* o 2* (o menos de 100 alojamientos por hectárea) y de 80 m² para los 3*, 4* y 5* (o menos de 90 alojamientos por hectárea para un 3*, menos de 80 para un 4* y menos de 70 para un 5*). Por otra parte, un texto reglamentario impone un coeficiente de ocupación de la tierra. Claramente, un alquiler no debe ocupar más del 30 % de la superficie del emplazamiento.

 

Hay además otros criterios. Por ejemplo, en comparación con un 1*, un 2* debe obligatoriamente contar con una recepción con presencia diaria y baños equipados de cabinas individuales. Un 3* debe proporcionar una recepción 24 h en dos idiomas (incluido el inglés), una zona infantil de juegos y la gama de servicios se amplía (acceso a Internet en espacios comunes, venta de bebidas, etc.). El 4* debe ofrecer además una recepción con dos idiomas extranjeros, una página web y soportes de información en dos idiomas extranjeros (incluido el inglés), la posibilidad de avituallamiento in situ o en las cercanías, etc. Por último, en lo más alto de la pirámide, el 5* se caracteriza especialmente por contar con recepción en tres idiomas extranjeros (incluido el inglés), la posibilidad de reserva online 24 h, un espacio de baño obligatorio (zona acuática o piscina), baños con calefacción. A esto se añaden servicios opcionales como un espacio de bienestar con masaje, animador en la sala de fitness, etc.

 

Ver los campings consultados