En el momento de la reserva

Vacaciones en camping, momento de dejar atrás los prejuicios

Aunque este modo de vacaciones ha evolucionado enormemente en los últimos años, siguen circulando muchas ideas en cuanto a los campings. Es momento de revisarlas y darles réplica a las más frecuentes.

 

1 – El camping está anticuado – ¡Falso!

En los últimos años, la hostelería al aire libre ha sabido buscar soluciones para modernizarse completamente, ya sea a nivel de equipamiento, espacios acuáticos casi faraónicos, instalaciones sanitarias responsables con el medioambiente, alojamientos de última generación con todo el confort posible, actividades actuales, alojamientos con domótica, etc.

2 – El camping es para personas mayores – ¡Ultra falso!

© DR

 

© DR

Basta con dar un paseo por un camping durante la temporada para convencerse de lo contrario. El 60 % de los campistas tienen entre 25 y 50 años. Hoy los campings están pensados para toda la familia, con equipamientos para cada franja de edad (por ejemplo, zonas de juegos para los pequeños o espacios de bienestar para los adultos), actividades con club infantil para unos y excursiones para otros, etc.

3 – El camping es el modo de vacaciones más económico – Verdadero... pero falso.

Es cierto, dado que tradicionalmente el camping es accesible para personas con un poder adquisitivo limitado ya sea en tienda o en mobilhome gracias especialmente a los "bons Vacaf" (cheques vacaciones de la CAF) que permiten financiar total o parcialmente la estancia. No obstante, el precio en temporada alta de algunos alojamientos de alta gama con prestaciones similares a los de cualquier 5* se acercan al precio de un alquiler en primera línea de playa.

4 – El camping no es confortable - ¡Falso!

Los campings actuales no son para nada rudimentarios y su lema podría ser "confort a todos los niveles". En estos alojamientos el nivel de comodidad es comparable al que puede tener en casa (camas con somieres de láminas, aislamiento térmico y sonoro, calefacción, televisión, cocinas completas, sala de baño con ducha, agua caliente, etc.). Además, los clientes ahora tienen la posibilidad de instalaciones sanitarias con calefacción y grandes cabinas individuales (incluso familiares) que cuentan con agua caliente.

5 – De camping siempre se ve a la misma gente – ¡Falso!

Los campistas que van al mismo camping desde hace décadas son solo una leyenda (apenas el 10 %). La gran mayoría de ellos cambian de aires regularmente, algunos incluso eligen un nuevo establecimiento cada año.

6 – De camping nunca se está relajado – ¡Falso!

© DR

En la mayoría de los campings, las partes de alojamientos (parcelas y alquileres) y las zonas comunes como el espacio acuático, las zonas de juegos y los comercios están bastante separadas y los encargados hacen todo lo posible para que se respete el descanso de sus clientes, sin importar el tamaño del establecimiento. Esto se consigue por ejemplo mediante emplazamientos separados por setos que cortan el ruido, horas límite para las animaciones, restricciones de niveles sonoros, etc. Más allá de eso, nada la impide en el momento de la reserva optar por los campings que juegan la carta de la naturaleza y que hacen de la tranquilidad uno de sus puntos comerciales fuertes.

7 – EL camping es aburrido – ¡Ultra falso!

Espacios acuáticos más o menos sofisticados, espacios de bienestar, zonas de juegos, terrenos polideportivos, actividades de todo tipo, programa de animación más o menos amplio, consejos de visitas o excursiones, etc. Todos los campings ofrecen entretenimiento para todas las edades, todos los gustos, etc.

8 – De camping se come mal – ¡Falso!

© DR

Ya queda muy lejos el tiempo en el que la restauración en los campings se limitaba a una tarrina de patatas fritas más o menos grasientas con una salchicha más o menos cocida. Los campings que ofrecen servicio de restauración (para tomar o para llevar) hacen grandes esfuerzos en materia de calidad. En las cartas encontramos normalmente pizzas (a menudo caseras), pollo frito, platos caseros, etc. Algunos establecimientos compran directamente a los productores para mostrar a sus visitantes un patrimonio gastronómico muy rico... ¡Estamos en Francia!

9 – En los campings el mantenimiento deja que desear – ¡Falso!

Hoy día ningún establecimiento serio se permite hacer concesiones en materia de mantenimiento, ni cortar el césped regularmente, talar los setos, limpiar los alojamientos a fondo después de cada cliente, etc. Los sanitarios se limpian permanentemente, habiendo personal dedicado a ello que pasa varias veces al día además de la gran limpieza matutina. Si no fuera así, el camping en cuestión "caería en el abismo" por los comentarios en las redes sociales.

10 – En los campings todos los alojamientos se parecen – ¡Falso!

Solo vaya a cualquier sitio de reservas (turoperadores, camping, etc.) para ver que eso no es así para nada. Desde el pequeño mobilhome para dos hasta el alojamiento de tres habitaciones y dos cuartos de baño para una familia combinada, pasando por todos los modelos de chalet o choza disponibles en el mercado. No tendrá ningún problema para encontrar el suyo.

 

 

Ver los campings consultados