Turismo en Francia

Cueva de Lascaux II

En la orilla izquierda del Vézère, y más concretamente en Montignac, en el Périgord, la cueva de Lascaux es un testimonio de la vida y el arte de los hombres prehistóricos.

La cueva prehistórica de Lascaux fue descubierta en 1940 por cuatro adolescentes que paseaban por el bosque. Era imposible que adivinaran que estaban haciendo uno de los mayores descubrimientos arqueológicos de todos los tiempos. En un notable estado de conservación para sus 17.000 años, la cueva ofrece magníficas pinturas rupestres: caballos amarillos, vacas rojas, ciervos y toros negros parecen saltar en las paredes.

Pero ya en 1955, Lascaux empezó a ser víctima de su éxito. Con 1.200 turistas al día, el terreno se estaba deteriorando por el CO2 que liberaban los visitantes. El musgo y las algas crecen en las paredes y provocan el cierre de la cueva al público en 1963. La cueva que visitamos hoy es una copia fiel a la realidad situada a 200 metros del lugar original. Desde 1983, Lascaux II está abierto al público y en él se pueden admirar las pinturas rigurosamente reproducidas: escena del Pozo, friso del Ciervo, paneles de la Vaca Negra, y muchas otras maravillas que forman parte de nuestra historia, que también se pueden admirar en el Centro de arte prehistórico de Thot, en Thonac.

Para descubrir la cueva en las mejores condiciones, hemos seleccionado para usted algunos campings alrededor de la cueva.

Sitio abierto todo el año de 11:00 a 15:30

Tarifas 2017: Adultos (y niños mayores de 12 años): 16 €, niños (5 a 12 años): 10,40 €. Pase familiar ( 2 adultos + 2 niños) : 44,90 €.

 

Información de contacto :

Cueva de Lascaux II

24290 Montignac

Tel. 05 53 50 99 10

 

Ver los campings consultados