Visitas imprescindibles

Las Cevenas, grandiosidad natural

Paysage des Cévennes, Cevennes landscape
Paysage des Cévennes, Cevennes landscape

 

Las Cevenas son una cadena montañosa del Macizo Central. Es un refugio que sigue siendo único hoy en día y que abarca varios departamentos, principalmente Gard y Lozère, pero también un poco de Ardèche y Hérault. Compuestas por algunas ciudades clave, las Cevenas ofrecen grandes áreas naturales, actividades variadas pero también sensaciones fuertes. Unas calurosas condiciones de vida y un clima mediterráneo, ¡el cóctel perfecto para unas vacaciones únicas!

Alès, la capital de las Cevenas

Considerada como un espacio de bienestar a las puertas de las Cevenas, la ciudad de Alès sorprende por su multitud de actividades. Para descubrirla mejor, hay que degustar los productos locales, pasear por la playa, descubrir las tiendas y hacer deporte... Las oficinas de información turística te ofrecen la opción de descubrir el patrimonio de la ciudad en forma de enigmas en un itinerario. Una manera divertida de conocer la historia de la ciudad. De esta manera descubrirás la ciudadela de Alès, llamada Fort Vauban, así como el parque que la rodea, el cual acoge espectáculos en verano. Una ruta de senderismo te llevará hasta l’Ermitage, lugar principal del patrimonio de Alès. Este paseo te permitirá descubrir los vestigios de un oppidum galorromano, así como disfrutar de unas vistas de toda la ciudad a 290 metros de altura. Por último, Alès es buena opción también para los que vienen de vacaciones, ya que pueden bañarse en el Gardon entre junio y finales de agosto. Los más deportistas podrán además practicar canoa, hidropedal o paddle.

 

© Thinkstock

Anduze, pequeño pueblo con un encanto particular

A 15 kilómetros al suroeste de Alès, Anduze fue construido en la ladera del Rocher Saint-Julien y vestigios de la época neolítica demuestran que el emplazamiento existe desde tiempos inmemoriales. Disfruta de esta pequeña localidad pasando junto a la Torre del Reloj, cuya construcción comenzó en 1320, o junto a la Fontaine Pagode que se encuentra en Place du Marché con sus azulejos de cerámicas vidriadas, o incluso por Rue Droite (calle recta), una calle sinuosa a pesar de su nombre donde encontramos artesanos, comercios y hermosos rincones coloridos. Pero Anduze, donde hay 7 campings, es también sinónimo de baños en el lago del Gardon, mercados nocturnos, terrazas multicolores y sonrientes heladeros que no te hacen olvidar que estás aquí de vacaciones.

 

© Thinkstock

 

Vézénobres, joya arquitectónica

Vézénobres es un pueblo medieval de montaña, a 10 kilómetros al sur de Alès y al pie de la cadena de las Cevenas. Ha sido condecorado con la etiqueta Village de Caractère (pueblo con encanto) y ofrece una estructura de callejuelas y escaleras con vistas panorámicas que dejan sin aliento. Para los amantes de las piedras antiguas, este pueblo posee un patrimonio notable con mil años de arquitectura. Paseando por sus callejuelas podrás descubrir los principales monumentos del pueblo como las ruinas del castillo de Montanègre, el hotel de Montfaucon de época renacentista, la iglesia decorada con un soberbio fresco del siglo XVIII y recientemente restaurado, el castillo de Thoiras (que ahora es el ayuntamiento), etc.

Saint-Jean-du-Gard, un entorno natural preservado

Situado en el sudeste del Parque Nacional de las Cevenas, Saint-Jean-du-Gard ofrece un paisaje natural preservado inolvidable en el que se puede disfrutar de la vida aunque solo sean unos días o unas horas. Disfruta de tu paseo para visitar el castillo de Saint Jean vinculado con las guerras de religión que marcaron a las Cevenas, Le Pont Vieux, derribado varias veces por las aguas y reconstruido, o la torre del reloj, único vestigio de la iglesia románica. 6 campings se encuentran en Saint-Jean-du-Gard.

Baño natural en las Cevenas

Si te preguntas donde puedes bañarte, te aconsejamos Mas du Pont en Générargues. Esta playa a 7 kilómetros de St Jean du Gard te permite refrescarte en un agua de gran calidad. Situadas en Anduze, Le Castel Rose y Pont d’Anduze son las dos playas recomendadas en Anduze por la calidad de sus aguas. Por último, dos playas situadas a 12 kilómetros de St-Jean-du-Gard, una en el municipio de Tornac, La Madeleine, y otra en Soustelle, Le Pont des Camisards, ofrecen ambas un agua de gran calidad para el baño.

Los accesos de estos ríos son fáciles gracias a sus playas y dan la opción de darse un baño en familia a grandes y pequeños con la vigilancia de sus padres.

 

© Thinkstock

El tren a vapor

En 1982 la asociación Train à Vapeur des Cévennes recuperó la línea entre Anduze y Saint Jean du Gard. Inaugurada en 1909 había interrumpido su actividad en 1940 para los turistas, sustituida por los autocares, pero continuó hasta 1960 para mercancías. Hoy destinada al sector turístico, permite dar unos bonitos paseos a través de las Cevenas a bordo de una magnífica locomotora a vapor. Una actividad original que hace las delicias de grandes y pequeños.

 

 

Por último, para poder disfrutar plenamente de las Cevenas, se ofrece un amplio abanico de campings. Desde Alès, a las puertas de las Cevenas en Saint-Jean-du-Gard hasta Anduze más al sur. Las Cevenas posee siete sitios declarados Patrimonio Mundial de la Unesco, pero también unos vinos excepcionales (Uzès, Pic-St-Loup, Châteauneuf-du-Pape), una maravillosas grutas, la Bambouseraie des Cévennes (única en Europa) y millones de caminos de senderismo. Un verdadero archipiélago cuyo encanto permanecerá en tu memoria.

 

Ver los campings consultados